Fuga de cerebros a Alemania

EMIGRACION DE UNA BIÓLOGA Y UN INGENIERO A ALEMANIA

Primer baño en el lago

Definitivamente ha llegado el verano a la granja. Nuestra buhardilla ha dejado de ser un sitio cálido y se ha convertido en una sauna de madera. Lo bueno que tiene este clima es que el cielo está despejado de noche y es impresionante. Eso sí, tiene que ser a partir de las doce de la noche porque antes aún queda claridad. Entonces, el cielo se convierte en una manta negra llena de puntos blancos titilando, como los mapas del universo que hay en los libros. En mi casa se suelen ver muchas más estrellas que en Málaga capital pero este sitio lo supera. En mitad de la naturaleza, rodeados de parques naturales, donde la ciudad más cercana está a 10 km y en los alrededores no hay una aldea que supere los 200 habitantes, el silencio y la oscuridad de la noche son impresionantes. El día que llegamos, era de noche y me llamó la atención el silencio. No se oía nada en absoluto. Ahora entiendo a P, que tiene su cama en el jardín y duerme fuera todas las noches, con unos prismáticos. Yo … si no fuese por los lobos … lo mismo me planteaba eso de dormir fuera una noche. Cuando íbamos de camping me encantaba la noche, todos recién duchados, cada familia en su tienda, y todo tan silencioso que podías escuchar perfectamente al vecino de roncar. Junto con el fresquito matinal, era de los momentos que más me gustaban de la experiencia de ir de camping.

La vida en una granja se parece un poco al camping, en contacto directo con la naturaleza todo el día. Estoy haciendo terapia de choque con las abejas. Antes, era oír una abeja y me bloqueaba, agachaba la cabeza y esperaba a que se fuera, o la que se iba era yo. Aquí, estamos todo el día rodeados de abejas, moscas, mosquitos e insectos varios, y poco a poco voy superando el miedo. Por lo menos ahora las oigo y sigo con lo que estoy haciendo.

Así como la semana pasada estuvimos estudiando muchísimo, esta semana está siendo más relajada. Con los días tan buenos que hacen, no apetece encerrarse a estudiar, aunque también echamos bastantes horas. Por la tarde, cuando ya refresca un poco aprovechamos para ir al lago. El otro día fuimos Paco y yo solos, andando por el sendero hasta el lago, 2.5 km la ida y otros 2.5 km la vuelta. El camino de ida muy bien, haciendo fotos, todo precioso. El camino de vuelta … deseando llegar al asfalto y sentarnos.

Cuando volvimos, esta familia nos había guardado una bandeja de canapés de los que habían preparado para la boda que se celebraba ese día. Con el hambre que traíamos después de la caminata, los bocadillos nos vinieron como caídos del cielo.

Al día siguiente estuve haciéndoles a los caballos un reportaje fotográfico, ya que según Robi, deberían haber más fotos suyas en el blog. Lo pensé y tiene razón, si trabajamos con ellos todos los día, son co-protagonistas de esta aventura. Así que os presento  a cada uno por separado:

Al que más cariño le tengo es a Ali. Es un caballo muy alto, unos 190 cm a la cruz. Ha sufrido mucho en su vida y aún le tiene miedo a los humanos, solo que después de la terapia con A (es terapeuta de perros y caballos), ha pasado de ser violento con las personas a ser el más tranquilo de los cuatro. La cosa es que con Ali todo se tiene que hacer con más paciencia que con el resto, todo va más despacio. Y según Paco, es un crack 😀 cuando todos van en una dirección, él va a su bola, el último, sin meterse en líos, despacito.

Todo lo contrario de Rico, el que lleva la voz cantante del grupo. Un rubiales. Me hace gracia cuando sacude el flequillo rubio al viento. Y cuando le echamos de comer, siempre sacude el flequillo para que no le echemos nada encima. Pero a Eli no le hace tanta gracia Rico, la tiene a ralla y solo le deja que se acerque a comer cuando ya está él comiendo. Debe ser el primero en entrar al recinto y en empezar a comer. Tiene temperamento el tío.

Junto a Rico siempre está la yegua Suny. A igual que Rico, es un caballo tipo percherón, paticorto y rechoncho, pero robusto y fuerte. Es el ojito derecho de Rico así que es la segunda en entrar a comer a la cuadra.

La otra yegua es Eli, la más mayor de todos y la más obediente. Cuando por la tarde les damos la voz de arreo para guardarlos, Eli es la primera en echar al trote. El último … Ali por supuesto.

Es curioso pero también tienen su sitio adjudicado en el comedero. Se colocan en fila, a la derecha Rico y en el extremo opuesto, Eli. En el centro se colocan Ali y Suny, cada uno del lado de su pareja, Eli y Rico, respectivamente.

 

Por las mañanas, a eso de las 9 les llevamos agua y nada más vernos aparecer por el camino nos empiezan a relinchar, como diciendo: “hora del desayuno”. Apagamos la electricidad de la valla y los soltamos por la parcela para que coman. Aquí hay pasto de sobra, con lo que llueve …

El lunes hice canelones, receta catalana, es decir, que no van rellenos de bolognesa sino de carne rustida y bechamel. El relleno me quedó como las croquetas, le faltaba cremosidad, y eso que le eché más leche de lo que ponía en la receta. Roger, los cálculos que echamos aquel día no me funcionan aquí. No sé se será por el tipo de harina, por la leche (que es semidesnatada) o por la mantequilla. Por cierto, a ver si te animas y me escribes algo, aunque sea un chiste de esos malos tuyos, que por aquí el humor catalán no llega.

El mismo lunes estuvimos en el lago de nuevo, pero esta vez fuimos en coche, con P, L y los perros (Ian y Cara). Estuvimos en la orilla por la que se entra al lago, que el día anterior no habíamos encontrado Paco y yo. Eran las 7 de la tarde y el sol había perdido fuerza ya, así que el lago se veía de color verde oscuro, rodeado de árboles. Me recordó a la famosa escena de la película Dirty Dancing, cuando Johnny levanta a Baby por encima de su cabeza metidos en el agua.

El agua estaba calentita, yo me metí hasta los muslos 😛 como siempre, pero Paco fue valiente y se metió enterito.

 

Ayer estuvimos en Berlín, viendo otro trocito de la ciudad. Empezamos por la Hauptbahnhof (la estación  de tren principal), con sus 5 plantas de andenes y tiendas.

Es una pasada subir por las escaleras del centro y pararse a mirar arriba y abajo. Cada día me siento más cómoda en Berlín. Me recuerda viejos tiempos, cuando hace seis años merodeaba por esa estación con un grupo de unos 50 extranjeros de Brasil, Australia, Israel, México, China, Japón, Turquía, Iran, Rumanía, Alemania y alguno que seguro se me olvida. Ya se me hace un sitio conocido y donde me siento cómoda. Recorro calles conocidas pero cada vez que vamos veo algo nuevo.

 

Desde la Hauptbahnhof fuimos andando hasta el parlamento, con su famosa cúpula de cristal. Queríamos entrar a verlo pero daba la casualidad que estaban limpiando la cúpula así que preferimos esperar a ir otro día para verlo todo completo.

Desde allí cogimos un metro (U-bahn) hasta la Potsdamer Platz, el centro de rascacielos de la ciudad. No son muy altos pero son edificios modernos con una arquitectura cuidosa.

 

En esta plaza está el Sony Centre, una centro comercial con las últimas novedades de la marca Sony. Allí estuvimos un buena rato jugueteando un rato con lo que venden allí, una televisión incorporada a unas gafas con auriculares (800 euros), una tele con 3D y muchísimas pulgadas (4000 euros), mandos a distancia para los portátiles, auriculares para escuchar música de 200 euros, etc. Supongo que si están expuestos a la venta es porque alguien compra todo esto.

 

 

Después dimos estuvimos en el “Paseo de las estrellas” de Berlín. Una imitación al de USA pero curioso para echarse unas fotos con artistas de cine. A lo largo del paseo, entre las estrellas del suelo, hay uno pilares con una pantalla por la que se mira (como los prismáticos que hay en los miradores para que eches un euro). Te asomas y ves en el lugar de la estrella del suelo a la silueta de la actriz o el actor. Así que si alguien se pone al lado de la estrella en el suelo, y echas una foto desde el visor, parece que esté al lado de ese personaje. Es una ida curiosa.

 

El resto del día estuvimos recorriendo algunas de las calles principales de la ciudad y fuimos al KaDeWe. Un centro comercial famoso, estilo a ElCorteInglés, pero estilo pijo. Mientras Paco buscaba una WebCam yo estuve  disfrutando de lo lindo en la planta de las cosas de oficina. Es una pasada todo lo que venden. A mi me chiflan las manualidades y este es el país de las manualidades y las maquetas. No venden tarjetas de felicitación sino que además vende mil tipos de papel de mil tipos de colores, texturas y tamaños; que puedes acompañar de un lazo y para eso encuentras una estantería con cuatro baldas con distintos tamaños y tipos de lazos, pero solo de un color. En la estantería de detrás tienes los mismos tamaños y tipos de lazos pero en otro color, y así hasta cubrir la gama de colores. No estaban permitidas las fotos sino ya sabéis que hubiese sido fiel a mi condición de hacerle fotos a todo lo que me llama la atención.

La última vez que estuve en el KaDeWe fui a la planta del gourmet, el paraíso de aquel que le guste la comida. Una zona de 100 m2 por lo menos con vitrinas llenas de diferentes tipos de quesos. Aquí por variedad que no quede.

Hoy hemos vuelto a Berlín pero ya por temas de trabajo, acompañando a P. Hemos vuelto a recorrer muchas de las calles que hicimos ayer pero esta vez en coche, con aire acondicionado, lo que se agradece.

Mirando por la ventanilla he estado cavilando, pensando en qué es lo que me atrae de esta ciudad. Y he llegado a la conclusión que es su actividad. Por donde quiera que mires, ves gente que va y viene, camiones y furgonetas de reparto, trenes cargados de mercancías, comercios abiertos, y lo más importante, gente comprando en los comercios. Se respira actividad en el ambiente. Y esa actividad ofrece posibilidades de hacer muchas cosas, dan ganas de crear, de montar negocios, de estudiar y aprender cosas nuevas. Da esperanza. En Málaga cada día se ven más locales cerrados y pisos en venta o alquiler; cada día hay menos tráfico en la que antes era la hora punta de ir o volver del trabajo. Es un ambiente deprimente, que va sazonado de las noticias de los telediarios y la prensa, de las conversaciones con los vecinos y amigos. Desde luego, no hace falta ver muchos telediarios, simplemente con un paseo por la ciudad se puede ver que las cuentas en este país van mil veces mejor que en España. Y eso que dicen que Berlín es ahora mismo de las ciudades más pobres de Alemania.

A la conclusión a la que llego es que tengo que ponerme con el alemán, aprender bien el idioma, y empezar a aprender de ellos para después llevarme todo lo que pueda a España. Esa es la idea que tengo ahora mismo, no digo que no vaya a cambiar con los años, pero sería una pena que todos los jóvenes que nos estamos yendo, que le hemos costado una fortuna al estado en formación y sanidad, nos quedemos fuera del país, dando los frutos en jardines ajenos. El que sostenga la manguera del agua, debería plantearse si va a ser capaz de recoger los frutos del árbol que está regando antes de que éstos maduren. Una vez que maduran, si no se recogen, se marchitan o vuelan con el viento al jardín del vecino. Alemania es ese vecino, y cada día está más gordo y hermoso a costa de países como España, Italia, Grecia o Turquía.

Bueno, ahora nos vamos a cenar a una barbacoa que ha preparado nuestro vecino alemán 😀 Gute Nacht.

Anuncios

13 comentarios el “Primer baño en el lago

  1. mama
    26 de julio de 2012

    pareces una comentarista ,a tu padre le he gustado mucho toda la historia de hoy

  2. mama
    26 de julio de 2012

    haber si es verdad que un dia vuelve el fruto a mi jardin

  3. mama
    26 de julio de 2012

    las fotos de los caballos son preciosas parecen postales

  4. Robi
    26 de julio de 2012

    Guapos!! que guay las fotitos de los caballos, Vielen Dank :D. Yo pensaba que iba a ser una historia sobre el lago y al final no veas lo que has metido ahi hehehe. Se os ve muy bien!..Un beso a los dos 🙂

  5. Begoña
    27 de julio de 2012

    hola Patri que bonito reportaje si algun dia voy a Alemania voy a estar`preparada gracias a tus relatos me gustan es como una novela por aqui nada nuevo le dire a Roger que te escriba algo un beso.

  6. Anuska
    27 de julio de 2012

    No parais chicos!! Jaja veo que ya os desenvolvéis muy bien en la granja y muy bien en la gran ciudad (berlín) Estudiar el idioma, aprender y toda la experiencia que os llevéis buena es 🙂 aquí la cosa sigue igual y a peor así que aprovechad esa experiencia como si fuese un regalo del cielo! Un besote enorme!

    • patriciasanchezvillena
      28 de julio de 2012

      Ya, ahora con la subida del IVA supongo que se pone la cosa más apretada. Aquí no fácil integrarse, más que nada por el idioma, que no es moco de pavo. Cuanto más alemán aprendemos más difícil lo vemos. Mil veces más difícil que el inglés, como el español en el sentido de que tiene tiempos verbales con diferencias en cada persona (yo como, tú comes, él come) y tiene artículos con género (el gato, la gata, lo gato -esta sería la traducción del artículo neutro que en español no existe). Y claro, lo que en español es femenino no tiene por qué serlo en alemán, por ejemplo el kiwi y el tomate son “la kiwi” y “la tomate”, y la manzana es “el manzana”. Un lío en la cabeza vaya. A eso, le tienes que sumar la estructuras de las frases, colocar cada cosa en su sitio, y las partículas de dativo y acusativo. Un mundo. Si llego a aprender este idioma sería un logro personal jajaja. Vosotros aprovecharos de nuestro clima y nuestra gente en España que como allí no se vive en ningún sitio. Aprovechadlo, fue un regalo del cielo haber nacido allí. Un beso enorme a los dos.

  7. Juanan
    31 de julio de 2012

    He visto publicado tu blog en Spaniards y tengo que felicitarte por la manera de relatarlo todo. Yo también estoy en Alemania y empecé muy muy duro con el Alemán y he bajado mucho el fuelle, así que espero que no hagáis lo mismo y seáis constantes como hasta ahora!

    Un saludo y la mejor de las suertes.

    Juanan

    • patriciasanchezvillena
      1 de agosto de 2012

      Muchísimas gracias. La verdad es que va por días, unos días nos cunde más estudiando y otros menos pero al menos cuando no estudiamos tenemos presente que deberíamos estar haciéndolo 🙂 Como no sea con un buen nivel de alemán no es posible una integración social y laboral más o menos aceptable y es lo que pretendemos. Así que no bajemos el ritmo que seguro que merece la pena.

  8. Jesus Fernández
    17 de agosto de 2012

    En esta entrada hemos pasado del apacible paseo por el campo y la presentacion de nuevos protagonistas a lo último en tecnologias, de verdad que vuestra aventura esta teniendo de todo un poco. Un besazo

    • patriciasanchezvillena
      17 de agosto de 2012

      Jajaja sí, más de unas cosas que de otras, pero bueno. Demasiado estudio y naturaleza, poca fiesta y civilización.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el 26 de julio de 2012 por en En Alemania.
A %d blogueros les gusta esto: