Fuga de cerebros a Alemania

EMIGRACION DE UNA BIÓLOGA Y UN INGENIERO A ALEMANIA

Últimos días en la granja

Ahora que ya nos habíamos instalado en la granja, que ya nos habíamos acostumbrado a su rutina, volvemos a tener un cambio en nuestras vidas. Este fin de semana nos mudamos a Berlín, la gran ciudad.

El “¡Al ataque!” de hace un par de semanas, se disipó cuando nos dimos cuenta de que la manera más segura de encontrar un trabajo aquí es mejorando el nivel de alemán. Para cualquier tipo de trabajo te piden un mínimo de alemán, es decir, un nivel A2, y para algunos incluso más. Por ejemplo, para camarero suelen pedir un B1. Paco ahora mismo tiene un B1 terminado pero yo aún no he terminado los libros del A1/2. Así que hemos decidido hacer un curso intensivo en Berlín, de manera que en Navidad tengamos un B2 y un B1/1, respectivamente. Vamos a tener que estudiar muchísimo pero merecerá la pena. Hemos encontrado una academia (Kapitel Zwei) que abrió el pasado mes de junio y, al ser nueva, es bastante barata. Nos cuesta el curso de 12 horas a la semana, por cuatro semanas, 222 euros (más 18 euros de los libros). Normalmente los cursos suelen costar el doble. Así que por 500 euros cada uno tenemos el piso y el curso de un mes entero. Yo lo veo muy bien.

Nos quedan pocos días en la granja, apenas 4 días, así que ya estamos recogiendo las cosas, poniendo lavadoras, etc. Intentamos llevarlo todo en un solo viaje pero va a estar complicado. Llevamos cada uno la maleta grande llena con el maletín del ordenador colgado del asa. Yo llevaría en la otra mano la maleta chica de ruedas y todos los chaquetones. Paco llevaría en la espalda la mochila con las cosas que ocupan y no pesan, y en la otra mano la caja de la televisión que nos compramos (pensando que echaríamos el invierno en la granja y que necesitaríamos amenizar los largos días sin sol). Va a ser un camino largo pero por suerte la estación de metro que tenemos cerca de la nueva casa tiene ascensor. Solo esperamos que el piso también lo tenga. Todavía me acuerdo de la semana que estuvo la familia de Paco aquí y nos tocó subir todas las maletas a un quinto sin ascensor.

Por aquí el frío se empieza a manifestar en forma de nieve matinal. Al medio día hace sol y se derrite todo. Las temperaturas van de -7 a 10 grados. Ayer por la mañana fuimos a echarle agua a los caballos y no pudimos abrir el grifo, de la manguera salía una estalactita (o estalagmita, según se mire la manguera) y todo el agua de dentro estaba congelada. Así que tuvimos que esperarnos a que calentara un poco el sol. Aquí os pongo algunas fotos que hice.

 

Aquí al Paquillo no se le ven ni los ojillos 😀 no se sabe si viene del derecho o del revés.

Tiene que ser bonito ver la granja totalmente nevada. Nos lo vamos a perder. Y los que también se lo van a perder son los gansos, que ya están emigrando todos al sur. Primero fueron las golondrinas y ahora los gansos. Cada día vemos un montón de bandadas en V, volando hacia el sur. Para que después digan que el ser humano es el más inteligente de los animales… cuando empieza el frío y ves a todos esos pájaros irse para el sur, yo me siento como si hubieran dado un aviso de bomba y nosotros fuésemos los únicos que no nos hemos enterado, nos quedamos aquí quietos, mirando al cielo viendo como huyen los pájaros.

Pero no nos quedamos solos, nos quedamos con los caballitos. Ellos no miran al cielo, solo hunden la cabeza en la hierba fresquita. Los pobres tienen un hambre por la mañana… Cuando nos ven aparecer al final de la calle ya se van colocando en la puerta de la valla para que les abramos, un día de estos nos comen a nosotros 😀

El que sale en primer plano es Ali, el pobre tuvo el mes pasado un bajón de peso, no sabemos porqué, y aún se está reponiendo. Se les va a echar de menos. Suny por ejemplo es como un perrillo, se acerca a saludarte y a que le toques la cabeza. Y Eli es super suave, aunque esta es la que más genio tiene. El otro día fuimos a encerrarlos por la noche y coincidió que Eli estaba ya dentro bebiendo agua. Cuando vio que le cerramos la puerta y se quedó dentro encerrada, le entró una mala leche… se puso a resoplar por los agujeros de la nariz 😀 como un niño haciendo pataletas cuando ve que lo han engañado. Algunas veces impresiona tenerlos tan cerca, sobre todo a Ali, que es enorme, la cabeza me sobrepasa por lo menos 70 cm. Pero se les coge cariño. Y a Cara, la perra, también le hemos cogido mucho cariño. Nos viene a saludar por las mañanas, contenta, como si llevara días sin vernos. Ian, el perro, es más tranquilo, si hace frío prefiere quedarse dentro de la casa y no salir a saludarnos, pero es un bonachón. Está cada día más grande. Ahora mismo es todo huesos porque está creciendo pero cuando diga de echar músculo va a ser un bicho de perro. Como mi Coffe. Anda que no disfrutaría Coffe aquí, con tanto campo donde correr y jugando con Ian y Cara. Dice mi madre que cuando volvamos a casa en Navidad y nos vea Coffe, nos va a comer de alegría. A ver, espero que se acuerde de nosotros.

El que sí se acuerda es nuestro sobrinillo. Creíamos que se le olvidarían nuestras caras, tiene solo dos añitos, pero que va, el tío cuando ve a Paco por la webcam no para de decir “Paco-avión” (señalando al cielo) y “tetero”, el equivalente a “te quiero”. Está para comérselo. El domingo celebraron su segundo cumpleaños y nos lo perdimos. Una penilla.

También me perdí ayer la entrega de llaves del piso de mi hermana. Según mi madre tuvo todo el día una sonrisa de oreja a oreja. Me lo imagino. Su primer pisito compartido con su novio. Tiene que estar rebosante. Y me he perdido esos momentos también. Aunque esto es l0 que nos toca de aquí en adelante, a nosotros y a todos los jóvenes que estamos emigrando, a esos 30 000 nietos, hijos, hermanos y titos que estamos lejos. Solo me vienen a la cabeza esa famosa frase de nuestro bigote preferido “España va bien” y la frase de la pareja del año, Merkel y Rajoy, “Alemania busca ingenieros españoles” …¡y una leche para ellos! buscan ingenieros pero no precisamente los que sobran en España, los buscan con experiencia de al menos 2 años y con un nivel de alemán B2. Eso no lo dicen en los telediarios, solo les interesa la publicidad política.

Bueno, vayamos a un tema más apetecible, las comidas que hemos hecho estos días. El menú incluía una “papa asá”, coles de bruselas, el clásico de tortilla de patatas y una ensalada de col. El día de la tortilla de patatas era el almuerzo para un grupo de 16 niñas que echaron un fin de semana rural aquí en la granja. Ese día probé ha hacer un par de tortillas con pimientos rojos y verdes (“Paprika” en alemán), otra con chorizo y otra normal. La de chorizo no le hizo mucha gracia a esta familia, siempre fiel a la clásica con cebolla. De acompañamiento a las tortillas iban tres boles de ensalada mediterránea, con lechuga, tomate, zanahoria y atún. Eso del atún a ellos les choca mucho. No son muy dados a comer atún de lata. Y no me extraña porque aquí vale más caro que en España. Será porque el atlántico les pilla más lejos que a nosotros, supongo.

El otro día hice otra vez tortilla de patatas y preparé de acompañamiento ensalada de col, como lo hacemos en la tienda de mis padres en España: col, maíz, piña, manzana y gambitas. Les encantó. Me lo dijeron una cuantas veces, que les había gustado mucho y que se habían apartado  incluso un poco más para tomársela por la noche.  La verdad es que no estaba tan buena como la de la tienda, le faltaba un buen maíz y una buena piña.

Las “papas” asadas nos salieron riquísimas, bueno, si soy totalmente sincera, nos salieron muy ricas la segunda vez que las hicimos, porque la primera vez hicimos la mayonesa con el aceite de freír las patatas para la tortilla y no salió muy buena. Pero la segunda vez, hizo Paco una mayonesa para mojar pan, que es precisamente lo que hice. Con la mayonesa, el tomate Orlando, atún y un poquito de zanahoria rallada … riquísimas, como las de la feria de Málaga.

Y el día de las coles de bruselas sí que fue un poco nefasto. Era la primera vez que las comía pero tenían muy buena pinta así que las compré. Las hice como acompañamiento de las judías con tomate y un poco de arroz blanco. Suena bien, pero el resultado es bastante insulso. Por la noche me las tomé con un poco de tomate refrito y ya estaban mucho mejor. Supongo que son perfectas como guarnición de un filete de carne o algo así, pero solas no van bien.

Y hasta aquí el recetario español. Seguiremos empaquetando cosas y preparándonos para nuestra nueva aventura. La próxima entrada al blog la escribo desde Berlín. Cuidaros mucho.

P.D. Ana y Jesús, muchas felicidades por vuestra boda 🙂 al menos espero no perderme ese día con vosotros, ni los días de mirar vestidos de novia con Ana y Marina. Estoy deseándolo. De corazón os digo que nos alegramos muchísimo de que por fin podáis dar ese paso. Un abrazo a los dos.

Anuncios

8 comentarios el “Últimos días en la granja

  1. Jesús Gálvez
    30 de octubre de 2012

    Me alegro mucho de que os paseis a la gran ciudad por fin! jeje seguro que es todo mas ameno y hay mas vida y el cambio os sale para bien. Y sobre la boda contamos con vosotros eh? Ya le dije a Ana que si, que te espere para ver vestidos jaja A ver si nos vemos todos en Navidades si bajais. Muchos besos!

  2. espanolaenfrankfurt
    30 de octubre de 2012

    Felicidades por el cambio…yo esa es una de las cosas que peor llevo, tanto cambio pero al menos el vuestro es uno muy para mejor!

  3. montauk07
    5 de noviembre de 2012

    jeje lo que más me gusta son las descripciones de vuestras recetas. ¡Sois unos excelentes cocineros! como amante de la gastronomía, disfruto mucho con ello. Ya me encantaría una cena con vosotros. Por cierto enhorabuena por el cambio seguro que es bueno pero prepárate, porque conseguir un B1 de aquí a diciembre me parece muy hardcore!!! ya nos contarás
    Un besazo

    • patriciasanchezvillena
      5 de noviembre de 2012

      🙂 si, un poco duro sí que va a ser, pero bueno, no tengo otra cosa que hacer, solo estudiar así que… A estudiar se ha dicho.

  4. Eldivandelloco
    20 de noviembre de 2012

    Hola!!
    Hace nada q he encontrado vuestro blog. Mucho ánimo a los dos con el alemán. Yo estoy más o menos en una situación similar a la vuestra, mi pareja y yo también estamos sopesando emigrar. La diferencia principal con vuestro caso es que al ser médico en cuanto tienes un B2 es más fácil encontrar trabajo.
    Después de leer vuestra entrada he mirado la web de la academia y tiene muy buena pinta. Que tal vuestra experiencia?? Recomendáis la academia?? Esque he estado buscando cursos intensivos y me parece raro que este sea de 600 con alojamiento en Berlín cuando los q yo he visto no bajan de 1400 euros
    Muchas gracias y mucho ánimo

  5. Eldivandelloco
    20 de noviembre de 2012

    Hola!
    He encontrado hace poco este blog y me siento muy identificada con vuestro caso. Mi pareja y yo estamos recién licenciados y con pocas perspectivas de futuro. La diferencia principal es que yo soy médico (recién licenciada en junio, sin especialidad) y, tal y como se está poniendo la cosa y teniendo en cuenta de que a mi pareja encontrar trabajo le va a ser imposible me planteo irme a hacer la especialidad a Alemania.

    Me he estado informando y, lo único que me separa de poder encontrar trabajo bastante fácil (comparado con lo que me contáis) es tener un B2 de alemán. Tengo la suerte de tener un nivel bueno de base (un A2 un poco oxidado).

    Buscando por internet distintas academias para hacerme un curso intensivo y he visto que no bajaban de 1200-1600 euros con alojamiento He visto que la academia que habéis elegido es por 600 euros por persona. ¿Qué tal es la academia? ¿La recomendáis? ¿Qué tal el alojamiento? Esque me parece un poco “raro” que sea tan barata. Pero si realmente merece la pena me la apunto para ir en unos meses (mientras ultimo las cosas por aquí)

    Muchas gracias por este blog!! Espero seguir leyéndoos!! No os desaniméis y mucha suerte a ambos

    • patriciasanchezvillena
      4 de diciembre de 2012

      Perdona por haber tardado tanto en responder pero he tenido problemillas para entrar en el blog. La academia en la que estamos es Kapitel Zwei. Nos buscarnos ellos también el alojamiento y estamos encantados con los compañeros de piso, son un encanto. La academia abrió en verano pasado y por eso tiene los precios más bajos, para hacerse un nombre. Pero es bastante buena, lo tienen muy bien montado. Está en un edificio de oficinas y la academia ocupa casi una planta entera del edificio. En la oficina es donde nos reunimos los alumnos en el descanso. Tienen un rincón con café y chocolatinas, con una hucha para que eches la “voluntad” por el café o los dulces que cada uno se toma. Tiene muy buen ambiente.

    • patriciasanchezvillena
      4 de diciembre de 2012

      Perdona por haber tardado tanto en responder pero he tenido problemillas para entrar en el blog. La academia en la que estamos es Kapitel Zwei. Nos buscarnos ellos también el alojamiento y estamos encantados con los compañeros de piso, son un encanto. La academia abrió en verano pasado y por eso tiene los precios más bajos, para hacerse un nombre. Pero es bastante buena, lo tienen muy bien montado. Está en un edificio de oficinas y la academia ocupa casi una planta entera del edificio. En la oficina es donde nos reunimos los alumnos en el descanso. Tienen un rincón con café y chocolatinas, con una hucha para que eches la “voluntad” por el café o los dulces que cada uno se toma. Tiene muy buen ambiente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el 30 de octubre de 2012 por en En Alemania.
A %d blogueros les gusta esto: