Fuga de cerebros a Alemania

EMIGRACION DE UNA BIÓLOGA Y UN INGENIERO A ALEMANIA

Amanecer en los Alpes

¡Buenos días desde un lugar llamado Mundo!

100_1600

Son las 7:30 de la mañana y ya hay más actividad en la calle que en Málaga a las 9:30. Aquí todo va dos horas adelantado. Enfrente de casa hay un edificio en obras y creo que los obreros entran a las 6:00 a trabajar. Por suerte las ventanas son hiper-aislantes y apenas se escucha ruido. El almuerzo es a las 12:00 en vez de a las 14:00, se cena a las 20:00 y no a las 22:00, y se acuestan a las 22:00 en vez de a las 00:00.

Hoy tengo buenas noticias: ¡YA TENEMOS CASA!  llevamos desde el sábado en el piso nuevo y creo que hemos tenido suerte. La casera es un encanto, el piso está a tiro de piedra de la estación de tren y autobuses, es bueno-bonito-barato. Bueno, lo de barato … digamos que tiene un precio normal para sus características y para la ciudad en la que está.

Aquí el alquiler ronda lo 650 euros para un piso (sin amueblar) de una habitación, con gastos de calefacción, agua y mantenimiento. Estos son lo que llaman Betriebskosten o BK. La luz se paga aparte, junto con unos 300 euros de gastos burocráticos por hacer el contrato. Todo esto sin contar la fianza, que como mínimo son 1600 euros, hasta unos 2500 en algunos casos. Mensualmente se suele pagar: el alquiler, unos 30 euros de luz,  15 euros mínimo de seguro del hogar, 10 euros de móvil (con 2 Gb de Internet, 1000 SMS y 1000 minutos, compañía Drei), y 15 euros de Internet en casa. Nosotros hemos comprado un pen-drive para el portátil pero si se tiene más de un ordenador hay que comprar un módem. Por eso, es buena idea traerse el módem de España que sale más baratito.

Nuestro piso venía sin amueblar así que tuvimos que comprar algunos muebles. Suerte que aquí en verano hay una cosa que me encanta: el Flöhmarkt. Traducido literalmente es “mercadillo de pulgas” pero en español eso suena raro, mejor llamarlo “rastro” o “mercadillo de cosas de segunda mano”. En los periódicos y revistas locales suelen anunciar cuándo hay uno y dónde. El primero al que fuimos era en casa de una familia que estaba de mudanza y necesitaba vender algunos muebles. Compramos: el dormitorio (camas, mesitas de noche, somier), mesa de comedor, banco de madera para la mesa y una mesa auxiliar para la tele; todo esto por el módico precio de 80 euros. Además, la mujer nos trajo los muebles a casa y nos ayudó a subirlos. Todavía no me lo creo ni yo. Lo mejor de todo es que, salvo la mesa auxiliar que está bastante estropeada, los muebles son de madera maciza y casi nuevos.

Como podréis entender, me he aficionado a esto de los mercadillos 😀 así que desde entonces he ido a dos más . Se pueden encontrar muchas cosas de menaje del hogar, juguetes y ropa de niños, bicicletas, herramientas y cosas de jardín, aspiradoras … Pero también venden cosas nuevas, ropa y mermeladas o miel ecológica. Yo compré una olla exprés por 8 euros 🙂 aunque no estoy tan contenta con mi última adquisición, un taladro que me costó 6 euros pero creo que no funciona. Y ya me lo decía Paco, que no comprase nada eléctrico si no podía asegurarme que funcionaba bien…. al final siempre tiene razón, como mis padres. Moraleja: no compréis máquinas eléctricas en un Flöhmarkt.

Con la búsqueda de pisos finalizada y la mudanza hecha, ayer comencé mi búsqueda de empleo, que irá acompañada de repaso de la gramática alemana. Tengo ya hecho el CV en alemán en el que he puesto el enlace al vídeo-CV aquel que grabé ¿os acordáis? Ha quedado muy completito porque lo que no digo en el papel lo digo en el vídeo. La semana pasada fui a visitar a la empresa con la que grabé el video, Vision2job (http://www.vision2job.com/welcome-spain.html). Me habían pasado el contacto María del Mar y Gerardo el año pasado cuando vivía todavía en Berlín . Contactamos por skype y videoconferencias para grabar el vídeo; ya en España, me mandaron una cámara web para repetir el vídeo con mejor calidad de sonido. Tenía que enviársela de vuelta por correo. Pero cuando nos enteramos de que vendríamos a vivir a 20 km de la empresa …. pensé que mejor se la devolvía en mano y me ahorraba el porte  jajaja. Así que la semana pasada la cámara volvió a sus orígenes, ¿quién nos lo iba a decir? que Paco iba a encontrar trabajo justo aquí al lado.

Y es que el mundo cuando quiere puede ser muy pequeñito. ¿Quién le iba a decir a María cuando se vino hace año y medio que terminaríamos siendo vecinas de la misma calle casi? y ¿quién le iba a decir a Juan Jesús que tendría trabajando en la mesa de al lado a su amigo Paco? con el que había echado tantos ratos de biblioteca … y de fiesta 😀 Pero es que además, cada día descubro a más malagueños en el grupo de Facebook. Creo que podríamos celebrar aquí la reunión de antiguos alumnos de la Universidad de Málaga. Qué triste es eso eh? Pero bueno, nos quedará la experiencia de haber viajado mucho. Les contaremos a nuestros nietos cómo era la vida en aquella granja del norte de Alemania, el frío que pasamos entre las montañas de los Alpes, lo parecida que era a Málaga aquella ciudad con puerto en el Elba y lo excitante que era vivir en la capital de la puntualidad y el cosmopolitismo. Hay que verle el lado bueno.

Hoy voy a comprar el sofá. Y es que cuando vives en una casa casi vacía es cuando te das cuenta de cuan dependiente eres de algunas cosas. No es nada fácil ducharse sin cortina o mampara; se hace raro terminar de cenar en la mesa y no tener un sofá para echar el resto de la noche antes de acostarte; y ni que decir tiene lo incómodo que es tener como armario una maleta. Se puede vivir sin todo esto, por supuesto, pero no llego a ver la casa como un hogar. La veo más como un hotel en el que estoy de paso. Y la verdad es que no me gustaría vivir en un hotel. Por eso estoy mirando las ofertas que hay de sofás. El resto de muebles me esperaré al día 10 para comprarlos. Hay otro mercadillo específico de muebles (que vicio tengo jajaja). Pero cuando has comprado ya un dormitorio completo por 20 euros, te lo planteas antes de comprar una silla nueva por 30 euros. De todas formas, la madera se limpia y queda desinfectada.

Aquí el IKEA todavía no ha llegado, por eso puedes encontrar muchas tiendas de muebles y de colchones con precios bastante buenos. Hay una incluso que ha imitado el sistema laberíntico del IKEA e incluso su clásica butaca-mecedora, que por cierto vale la mitad. Hay buenas ofertas en Möbelix, Mömax, Kika y XXXLutz. La cosa es estudiarse bien los folletos publicitarios y comprar cada cosa en un sitio aprovechando las ofertas. Suerte que estoy en paro y tengo tiempo de sobra.

Estoy hecha toda una ama de casa 😀 solo me faltan los rulos y la bata enguatada. Los miércoles hay mercadillo en la plaza, así que voy a ver si compro algo de pescado antes de que se me adelanten otras señoras. Besos a todos.

IMG_20130726_092649 IMG_20130726_092617

Anuncios

9 comentarios el “Amanecer en los Alpes

  1. Ana
    31 de julio de 2013

    Que bien patri! Me alegro que ya tengáis un hogar y que todo os vaya tan bien! Os lo merecéis! Por cierto que barato los muebles! Aquí no encuentras eso! Y menos en buen estado! Sigue contándonos cosas que os seguimos desde la distancia con mucho entusiasmo 🙂 besos a los dos!

  2. BIOdummie
    31 de julio de 2013

    ¡Un dormitorio entero por 80 euros! O_O Wow.
    La foto de inicio, con las montañas al amanecer me parece sencillamente brutal. Un abrazo y que sigáis bien.

    • patriciasanchezvillena
      2 de agosto de 2013

      Te equivocas Juanjo, un dormitorio, una mesa de comedor, un banco de madera y una mesa auxiliar por 80 euros, incluido el porte 🙂 Como tú dices, es brutal.

  3. dulces frivolidades
    1 de agosto de 2013

    Acabo de leerme en una sentada todas tus entradas del blog que me recomendó mi primo malagueño ayer. Mi vida no tiene mucho que ver con la vuestra y yo he optado por crearme mi propio trabajo en España, pero siempre he pensado que la vida es de los valientes y de los que salen a buscar su suerte y no esparar a que llegue sola. Me quedo por aquí y os deseo que consigais lo mejor. Suerte y a levantar vuestro nuevo hogar!

    • patriciasanchezvillena
      2 de agosto de 2013

      😀 tendrás empache de Patri entonces. Me alegra saber que lo que escribo entretiene y gusta leer. A mi también me sirve de terapia el escribirlo. Me gusta lo que dices de salir a “buscar tu suerte”. Desde luego que hay que tener ganas de trabajar y espíritu emprendedor para encontrar trabajo hoy día. ¡Mucha suerte en tu nuevo negocio!

  4. maría
    4 de agosto de 2013

    Hola Patri! Soy María y aunque vivo en Suiza, hago mi vida social en Voralberg, entre Bregenz y Dornbirn. Tienes un IKEA en St.Gallen (Suiza, aprox. 40 km de Dornbirn), con precios bastante similares a los españoles. Suerte con tu búsqueda de empleo, seguro que lo consigues!!

  5. Jose Antonio
    9 de agosto de 2013

    Muy interesante el post. Me ha gustado mucho. A mi tambien me encantan los mercadillos aunque a mi mujer no le molan tanto. Dice que eso de las cosas viejas… y es verdad que tambien venden algunas cosas en los mercadillos que no veas.
    Un saludo.

    • patriciasanchezvillena
      11 de agosto de 2013

      Jajaja sí, hay que saber irse a lo que merece la pena. A mi me va muy bien con la olla express que compré por 8 euros 😀

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el 31 de julio de 2013 por en En Austria.
A %d blogueros les gusta esto: