Fuga de cerebros a Alemania

EMIGRACION DE UNA BIÓLOGA Y UN INGENIERO A ALEMANIA

Austriacos, de los que más reciclan en Europa

Llevo días viendo en el portal de la casa unas cajas de cartón pequeñas plegadas. Pensaba que era publicidad o algo así, hasta que anoche vi una en la calle, frente al portal de una casa, llena de tetrabricks. Así que esta mañana, cuando bajaba al portal a poner una lavadora he cogido una de esas cajas. Aclaro que la lavadora no está en el portal de la casa, sino en una habitación comunitaria que tiene el bloque donde cada uno puedo ir a lavar y tender su ropa. Cuesta unos  80 céntimos el lavado por lo que me sale más barato que comprar una lavadora y tener que gastar luz en casa. Además, gano espacio en el baño y tengo menos ruido. Volviendo al tema de la caja misteriosa, he vuelto a casa con un ejemplar y he estado leyendo lo que pone. Resulta que los tetrabricks no se echan junto con los plásticos, como llevo haciendo dos meses (sí ya hace dos meses que llegamos), sino que se echan en estas cajas de papel reciclado. Se tienen que enjuagar un poco con agua fría y plegar antes de meterlos en la caja. Lo de lavarlos tiene su lógica, porque la recogida es cada dos semanas y los restos de leche pueden oler un poco mal después de dos semanas. Así que yo ya he estrenado mi caja nueva con el cartón de la leche del desayuno:

IMG_20130918_091553 IMG_20130918_091630

Otro bulto más para el mueble debajo del fregadero, junto con el cubito de basura orgánica, el de aluminio, el de basura inorgánica, los plásticos, el papel y los vidrios. No sé si os comenté que la bolsa para los plásticos la dan en el ayuntamiento, solo tienes que ir, decir cuántos sois en casa y te dan un rollo de bolsas amarillas del tamaño adecuado. A mi me las dieron de 10 L, que me parecen enormes. Muchos yogures tenemos que tomar para llenar una bolsa de diez litros, porque agua bebemos la del grifo (que es riquísima) así que tampoco gastamos botellas. Lo que hago es dejar la bolsa grande en la terraza. En el mueble de la cocina tengo sólo una bolsa pequeña, que cuando está llena la saco a la terraza y la meto en la grande. Tardo unas dos semanas en llenar una bolsa amarilla. Por supuesto enjuago los envases antes de tirarlos.

Con la curiosidad por saber más de la empresa que recoge estas cajas de tetrabricks, he estado ojeando algunas páginas de internet y he llegado a un artículo que decía lo siguiente:

Aún quedan siete años para la fecha tope marcada por la directiva [Agencia Europea del Medio Ambiente, EEA] para alcanzar los compromisos, pero aún así ya hay cinco países que han superado ese objetivo del 50% de reciclaje de materiales: Austria (63%), Alemania (62%), Bélgica (58%), Holanda (51%) y Suiza (51%).

Los datos no coinciden en todas las páginas. Hay titulares como el del artículo de donde he sacado este fragmento:

España suspende de nuevo en el reciclaje de las basuras (elmundo.es)

Y titulares totalmente contrarios:

La tasa de reciclaje en España supera la media europea (cadenaser.com)

¿A quién creemos? Desde mi experiencia de lo que he visto en Málaga y lo que he oído de la opinión de la gente sobre las plantas de reciclaje, yo me decantaría por el primer titular. Es cierto que las plantas de reciclaje no tienen buena fama, se dice que los residuos se mezclan al final y no se recicla adecuadamente, etc. etc. Pero nosotros como ciudadanos tenemos que hacer lo que debemos, lo que le debemos a nuestros hijos si queremos que tengan un lugar en el que vivir. Tampoco se cumplen los derechos de los animales en muchos mataderos y no por ello dejamos de comprar carne. En fin, que todo depende de cómo se miren los datos. En el primer titular, “el dato hace referencia a todos los materiales, no sólo a los que están contemplados en los sistemas integrales de gestión. Es decir, que incluye tanto los residuos que van al cubo gris (o marrón, dependiendo de la Comunidad Autónoma) como todos aquellos que van a los contenedores de colores (plástico, papel, vidrio, etcétera)”. Mientras que en el segundo titular, el dato se refiere únicamente al reciclado de envases domésticos, es decir, solo los residuos que van a los contenedores de colores. Es una manera de tornar en positivo una estadística pésima, y en eso no nos gana nadie.

Y, para no desviarme a temas políticos, mejor cambiemos al tema culinario que siempre es más agradable. Ayer hice mis primeras berzas. He de decir que no son unas berzas modelo puesto que los ingredientes son los que he podido encontrar aquí pero el sabor y el aspecto se acercan mucho a las que hacen mi madre y Roger (¡un saludo Roger!). Os pongo una foto para que juguéis su aspecto:

IMG_20130917_180323

Lleva col, zanahoria, calabaza, judías verdes y blancas, … La calabaza quedó exquisita, con la textura de una batata dulce. Las judías blancas como veis son diminutas, pero aquí todavía no las he encontrado de tamaño normal (normal en España claro).

Poco a poco voy llenando la casa de plantas. Ya tengo un perejil, un helecho y una planta ornamental muy típica de la zona. Aquí la llaman Besenheide.

IMG_20130918_113605

Los tapetes de la mesa también son nuevos, cortesía de los señores Maribel y Gonzalo, mis padres. Cuando vinieron de visita en agosto nos decoraron la casa y ahora ya es más acogedora. Ya tenemos cortinas en la bañera, cojines en el banco de madera, tenderete, perchero en el recibidor, una balda nueva en el armario y luces de bajo (bajísimo) consumo, capazo para la ropa sucia, además de una ristra de artilugios de cocina, como una paellera 😀 . A ver si a la próxima visita estamos en condiciones de que seáis realmente los invitados 🙂

De mi visita a España también me traje algunas cosas, como mi almohada de viscolatex. La echaba tanto de menos… no he podido acostumbrarme a los almohadones de aquí. Te tiras toda la noche dándole golpes para acomodar el relleno de forma que la cabeza te quede al menos 5 cm levantada de la cama. También vienen de camino tres cajas con el resto de cosas de la mudanza. Un sevillano que conocimos un día en el campo nos recomendó la empresa de transportes GSL. Si contratas el transporte con Packlink como intermediario te sale muy barato. Mis padres se tiraron dos días empaquetando las cosas de forma que las medidas y el peso entraron dentro de los límites. Si lo haces así te sale un paquete de 20 Kg por menos de 28 euros. Teniendo en cuenta que los 20 Kg de equipaje que van en la maleta facturada con Ryanair cuestan 70 euros, y que después te toca cargar con ella hasta llegar a casa (3 trenes y un autobús), es para plantearse no volver nunca a facturar una maleta. Esta empresa te recoge el paquete en casa y te lo lleva a la casa de destino. El problema es que tarda de 5 a 8 días, así que no se recomienda meter en el paquete comida que pueda estropearse. No le dije este detalle a mi madre y veremos a ver cómo llegan las uvas moscatel …

Conclusión, que he mandado mi bici (bueno, realmente fue un regalo para mi padre pero me he apoderado de ella), junto con otro montón de cosas que van en el mismo paquete, por menos de 28 euros. Aquí una bici de segunda mano normalita te cuesta al menos 60 euros. Por el cumpleaños de Paco, la madre le ha regalado una. ¡Su primera bici propia! Ha costado bastante más de 60 euros pero es una pasada. Es de ciclista, con ruedas finísimas que hacen que la bici vaya casi volando. Paco está emocionadísimo con su bici nueva. El problema es que ha estado lloviendo últimamente y solo la hemos cogido un par de días. A ver si cuando llegue la mía el tiempo nos deja disfrutar de ellas.

Y ya que sale a colación el tema climático , quisiera comunicarles a esas personas que viven en Málaga y que están aún disfrutan del tiempo estival, ¡que no se quejen! que no saben la suerte que tienen. Una imagen vale más que mil palabras:

tiempo

Hace una semana se veían ya los picos de los Alpes nevados pero es que ayer estaban también nevadas las montañas que hay aquí al lado. Os pongo la foto de ayer porque hoy ni se ven las montañas con la niebla que hay.

IMG_20130917_091109

La calefacción en la casa funciona ya pero aún se está bien con el calor que guardan los muros. Cuando entras en casa parece que estuviese la calefacción puesta. Si las casas en Málaga estuviesen hechas igual, gastaríamos mucha menos electricidad en enfriarlas en verano y calentarlas en invierno. De hecho, yo creo que no habría ni que poner la calefacción. Esta noche hemos estado a 6 o 7 grados en la calle y yo no he pasado ni chispa de frío en la cama, con un edredón y sin pijama. En España a esa temperatura tendría que haberme puesto 3 mantas, el pijama y los calcetines de lana para dormir medianamente calentita.

El único problema es que si quiero que por la noche la casa conserve el calor, solo puedo ventilar los 15 minutos de rigor por la mañana. Y sería suficiente si el parquet no oliese como huele. Por lo visto huele al líquido de encerar. Tengo puestos ambientadores en cada habitación pero no termina de irse ese olor raro a madera. Así que para contrarrestarlo hago comida y panes. ¿Os conté que me he comprado una panificadora? Es genial. La compré en un mercadillo de segunda mano por 5 euros (suelen costar 60 euros), estaba casi sin estrenar. Así que ahora hacemos nuestro propio pan. Los hago con pipas de calabaza, integrales, con semillas de lino, blancos, etc.

IMG_20130818_205215 IMG_20130818_205426 IMG_20130905_171337 IMG_20130913_121633

¿Qué? Tienen buena pinta, eh? Por lo menos son panes crujientes  y sin conservantes. Además, me cuestan la mitad. Un pan de 1/2 Kg cuesta unos 2.40 euros en el supermercado. Sin embargo, los ingredientes a mí me cuestan unos 80 céntimos. La luz tampoco creo que cueste tan cara y es muy rápido de hacer, solo hay que meter los ingredientes en la cubeta y darle al botón de encendido.

Así que el que decida venir a visitarnos ya sabe lo que le espera, frío invernal fuera de las ventanas pero un delicioso olor a pan recién hecho y un sofá cama muy cómodo (regalo de mis padres y de los de Paco). IMG_20130814_100507

3 HORAS MÁS TARDE Y CON UN PLATO DE BERZAS POR DELANTE:

Bueno, pues ya se han resuelto mis dudas sobre cómo iban a llegar las uvas moscatel en el paquete después de 6 días dando tumbos por Europa. Han llegado hechas vino moscatel. Lo bueno es que como la caja se ha roto a causa del caldichi que soltaban las uvas, la empresa me devuelve el dinero del porte 😛

Acabo de terminar de desembalar todo y guardar cada cosa en su sitio. Esto de la conciencia del reciclaje a veces también es un poco tedioso. He estado un rato quitando toda la cinta de carrocero a las dos cajas que venían. Pero menos mal que tenían cinta por cada 10 cm porque sino la caja no hubiera aguantado.

Ya tengo la casa completa 🙂 con mi arrocera, la plancha, una despensa llena de atún, tomate orlando y legumbres, los chaquetones de invierno, los libros de alemán, el ping-pong, etc. Y lo mejor de todo mis dos grandes sorpresas: el puzzle que tenía a medio terminar en España y que me quedará genial en la pared del salón

IMG_20130918_140234

y ….

UN CARRITO DE LA COMPRA NUEVO

IMG_20130918_134606 IMG_20130918_134646 IMG_20130918_134839

😀 😀 😀

Pensaréis que ahora sí que me estoy volviendo una maruja total. Pero tenéis que entender que ir de compras sin coche cansa mucho si no se tiene carrito de la compra. Éste me encanta. Cuatro ruedas, fácil plegado y desplegado, y 3 años de garantía. Desde luego que el carro ha llegado al lugar con peores condiciones climatológicas (lluvia, barro, nieve, carriles de graba y muchas escaleras). Voy a poner a prueba esa garantía.

Es increíble el apego que se le puede coger a ciertas cosas materiales. Lo a gusto que me siento ahora con mis zapatillas de andar por casa preferidas. Han llegado también hoy en el paquete, y desde que las he sacado de la caja las llevo puestas. Ahora sí que me siento como en casa. Hogar dulce hogar.

¿Os habéis preguntado alguna vez a qué consideramos hogar? Os voy a contar una cosa curiosa que me pasó volviendo de España hace unas semanas. Cuando iba en el avión antes de despegar, recuerdo que saboreé cada segundo que el avión seguía tocando suelo malagueño. Al despegar dejaría de estar, una vez más, en contacto directo con mi hogar.  Esa sensación ya la he vivido otras veces y seguro que el que ha hecho estancias en el extranjero sabe de lo que hablo. Lo que nunca me había pasado era lo que vino después. Tras varias horas de avión y otras tres de trenes, me encontraba en dirección a Lindau, la última ciudad alemana pegando a la frontera con Austria. Está muy cerca de casa por lo que hemos estado varias veces y ya es conocida para mí. Pasé por delate de unas montañas en las que, un par de semanas antes con mis padres en el mismo tren, habíamos descubierto una serie de teleféricos y montañas rusas para los trineos que se veían desde el tren. En ese punto, esta vez sin mis padres, recuerdo que pensé: esto ya me es familiar. Tuve la sensación de estar acercándome a mi hogar y entonces me pregunté ¿es posible tener dos hogares? ¿es posible sentir que te alejas de uno pero te acercas al otro? Supongo que sí es posible. Supongo que tú hogar es donde tienes a tu familia, y ahora mismo mi familia está dividida. Una parte la estaba dejando en España y la otra parte me estaba esperando en Austria, mi Paquillo. Supongo que todo esto forma parte del proceso de adaptación.

Anuncios

4 comentarios el “Austriacos, de los que más reciclan en Europa

  1. Ana
    18 de septiembre de 2013

    Ay patri!!! Ya te lo he dicho más de una vez pero es que me engatusas con tus relatos y no puedo despegarme del móvil hasta que lo leo todo!:) el final ha sido de lo más emocionante… me hizo soltar alguna lagrimilla :S nos alegra saber que poco a poco os sentís que aquello es vuestro hogar pero que aquí siempre tendrás el tuyo y a los tuyos 🙂 un besazo a los dos

  2. Mijeliyo
    18 de septiembre de 2013

    Patriccieeee que se os echa de menos por aqui… me alegro que estéis bien ¿El final? Calzonil total… 😛 besos/brasos!!!

    • patriciasanchezvillena
      24 de septiembre de 2013

      😀 Para calzonil tu muro de facebook, así que callaito eh? También se os echa de menos. Ya queda menos para Navidad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el 18 de septiembre de 2013 por en En Austria.
A %d blogueros les gusta esto: